Declarar a Hizbulá como organización terrorista es socavar la unidad libanesa

│Middle East Council House│Un alto diplomático iraní ha denunciado la decisión del Consejo de Cooperación del Golfo (Pérsico) de declarar a Hezbolá como organización terrorista y asegura que la medida busca socavar la unidad libanesa.


 “Aquellos que consideran a Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano) como una organización terrorista, han apuntado con o sin intención contra la unidad y la seguridad de El Líbano”, ha subrayado el vicecanciller iraní para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian, en una entrevista concedida este jueves a la agencia de noticias IRNA.

 Para el diplomático persa, es un “nuevo error” incluir a Hezbolá, “el más eficiente movimiento de la Resistencia”, en la lista de grupos terroristas y al mismo tiempo “ignorar los crímenes del régimen sionista”, un enfoque que costará muy caro para la estabilidad y la seguridad del Oriente Medio, ha dicho. Aquellos que consideran a Hezbolá como una organización terrorista, han apuntado con o sin intención contra la unidad y la seguridad de El Líbano”, ha subrayado el vicecanciller iraní, Husein Amir Abdolahian “Estamos orgullosos del Hezbolá libanés porque está en primera línea de la resistencia contra el régimen sionista y es abanderado en la lucha contra el terrorismo en la región”, ha afirmado. Ha reiterado además, el firme compromiso de Teherán con el respaldo a “la unidad nacional, la seguridad y la estabilidad de todos los grupos libaneses”.

 Las seis monarquías árabes del Golfo Pérsico incluyeron el miércoles a Hezbolá —que lucha contra las bandas terroristas activas en Siria y contra la ocupación israelí—, junto a sus facciones y asociados, en una lista de organizaciones a las que consideran “terroristas”. El CCG —Arabia Saudí, Baréin, Catar, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Omán y Kuwait— acusa a Hezbolá y sus grupos asociados de cometer “actos de agresión”, reclutar a “la juventud” en sus Estados miembros, hacer contrabando de “armas y explosivos”, instigar la “sedición” y propagar “el caos y la violencia”. Un día antes de esta decisión, el secretario general del Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, había denunciado una nueva fase de la guerra psicológica que Arabia Saudí libra contra su país.

“Tras la suspensión del apoyo militar a El Líbano (por parte de Riad), se ha desencadenado una ola de ataques políticos y campañas propagandísticas contra el país, orquestada en gran medida por Arabia Saudí y algunos países del Golfo Pérsico”, dijo. La medida más reciente del bloque regional contra Hezbolá llega después de que Riad suspendiera en febrero el apoyo que había prometido otorgar a las fuerzas de seguridad libanesas, en forma de una donación de 4 mil millones de dólares.

 En reacción al cese de la ayuda militar saudí al El Líbano, Hezbolá puso de relieve que la medida de Riad contradice sus alegatos, según los cuales, está comprometido con la lucha antiterrorista. Según el movimiento libanés, la postura saudí revela que, en realidad, la monarquía saudí apoya y financia el terrorismo en el mundo árabe y musulmán.│Geopolitical International Council over Middle East-International Affairs Council over Middle East │ Consejo de Asuntos Internacionales sobre Medio Oriente-Consejo Internacional Geopolitico sobre Medio Oriente المجلس الدولي الجيوسياسي حول الشرق الأوسط - ‎المجلس الشؤون الدولية الاوسط‎ حول الشرق - │
Share on Google Plus

Middle East Council Editor

Geopolitical International Council over Middle East - International Affairs Council over Middle East-School of Government Middle East Council │ GLOBAL INTELLECTUAL PROPERTY REGISTRY/NUMBER:1 507154 639494 Safe Creative. ALL RIGHTS RESERVED.

Fashion