Human Rights Watch condena al régimen saudí

│MiddleEastCouncil.org│
El Observatorio de Derechos Humanos (HRW, en inglés) denuncia este lunes la represión que ejerce el Gobierno de Arabia Saudí contra la libertad de expresión en el reino árabe.

“Las autoridades acosan y encarcelan a la gente por expresar pacíficamente sus opiniones reformistas”, ha declarado la directora de HRW para el Oriente Medio, Sarah Leah Whitson.
Las autoridades acosan y encarcelan a la gente por expresar pacíficamente sus opiniones reformistas”, asevera la directora de HRW para Oriente Medio, Sarah Leah Whitson.
La organización no gubernamental recuerda que poetas, activistas y abogados se encuentran actualmente en las cárceles saudíes y han sido condenados a duras penas de prisión o a pena de muerte.
El HRW se refiere, entre otros, al caso de Zuhair Kutbi, un crítico que pidió reformas políticas, condenado el 21 de diciembre de 2015 a cuatro años de prisión, cinco años de limitación de viajes y 15 años de prohibición a comparecer ante los medios de comunicación.

Whitson dice que todos los activistas pro derechos humanos piden al rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, que haga lo necesario para cesar la represión contra los “disidentes pacíficos”.
La petición del HRW se produce después de la ola de críticas contra los Al Saud por la ejecución de más de 47 personas, incluido el clérigo chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr, por cargos de “terrorismo”, y que anunció el pasado 2 de enero el Ministerio saudí del Interior.
El número de ejecutados en Arabia Saudí en 2015 ha llegado a más de 150, superando el total de ejecuciones registradas en un solo año en el reino árabe en 1995. Otros seis hombres, entre ellos escritores, disidentes y abogados, fueron condenados a muerte o a largas penas de cárcel el año pasado por expresar su opinión.
El Observatorio de Derechos Humanos denuncia que los procesos contra dichas personas en un tribunal establecido para tratar casos de terrorismo se basaron en vagas acusaciones de “incitar la discordia”, “minar el prestigio del Gobierno” o “incitar a la opinión pública”.
Como ejemplo, el organismo pro derechos humanos nombra al activista Mijilif al-Shammari, condenado en noviembre de 2015 a dos años de prisión y 200 latigazos por “sentarse con los chiíes” en un esfuerzo para mejorar las relaciones con los suníes.
En este contexto, condena, asimismo, la pena de muerte contra el poeta palestino Ashraf Fayad, sustentada en los testimonios falsos de un solo testigo que afirma haber oído comentarios blasfemos de Fayad en un café. Fayad ha rechazado tales acusaciones.
“Las sentencias excéntricas contra activistas pacíficos y disidentes demuestran la total intolerancia de Arabia Saudí hacia los ciudadanos que hablan a favor de los Derechos Humanos y la reforma”, insiste Whitson, recordando, asimismo, otros muchos otros casos de pena capital o de largas sentencias de prisión contra los activistas.
Pero los activistas pro derechos humanos no son los únicos que reciben duras sentencias del régimen saudí, el portal de noticias Middles East Eye divulgó el pasado sábado un informe donde asegura que, entre los 47 recién ejecutados en Arabia Saudí, figuraban enfermos mentales, que eran menores de edad cuando se produjo el arresto.│Geopolitical International Council over Middle East-International Affairs Council over Middle East │ Consejo de Asuntos Internacionales sobre Medio Oriente-Consejo Internacional Geopolitico sobre Medio Oriente المجلس الدولي الجيوسياسي حول الشرق الأوسط - ‎المجلس الشؤون الدولية الاوسط‎ حول الشرق - │
Share on Google Plus

Middle East Council Editor

Geopolitical International Council over Middle East - International Affairs Council over Middle East-School of Government Middle East Council │ GLOBAL INTELLECTUAL PROPERTY REGISTRY/NUMBER:1 507154 639494 Safe Creative. ALL RIGHTS RESERVED.

Fashion