Sudáfrica se va de la Corte Penal Internacional CPI

│MiddleEastCouncil.org│Sudáfrica anulará su membresía en la Corte Penal Internacional (CPI), en reacción a las críticas de ese Tribunal por no haber detenido al presidente de Sudán, acusado de genocidio, cuando este se encontraba en Johannesburgo.

"Los principios que nos llevaron a ser miembros (de la CPI) siguen siendo válidos y relevantes. Sin embargo, la CPI ha perdido su rumbo y ya no persigue el principio de ser un instrumento justo para todo el mundo", declaró el domingo a los periodistas el viceministro sudafricano de la Presidencia, Obed Bapela.
Bapela, que habló tras una reunión de su partido, el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), explicó que, como ciertas naciones utilizan los organismos internacionales en su propio beneficio, "la comisión y el congreso nacional (del CNA) han confirmado la decisión de impulsar una política del interés nacional en el Parlamento para que la nación pueda dar su opinión".
Apuntó, sin embargo, que Sudáfrica podría ser uno de los países que, aunque ha decido dejar de ser miembro de la CPI, todavía remitirá asuntos a esa corte.
"Siempre vamos a llevar adelante la agenda africana (...). Estamos en un mundo donde otros pisotean algunas de las cuestiones que nosotros defendemos", denunció Bapela, también presidente del Subcomité de Relaciones Internacionales del CNA.
El pasado junio, el Gobierno de Sudáfrica anunció que revisaría su participación en la CPI, en reacción a las críticas recibidas por haber incumplido la orden de detención contra el presidente de Sudán, Omar Hasan al-Bashir, sobre quien pesan dos órdenes de arresto de este Tribunal internacional, una emitida en 2009 y otra en 2010. El primer fallo está relacionado con crímenes de guerra y de lesa humanidad y, el segundo, con genocidio. 
La CPI critica la actuación de Sudáfrica, que permitió a Al-Bashir abandonar la ciudad de Johannesburgo, pese al fallo que emitió el pasado 14 de junio el Tribunal Superior de Justicia de Pretoria en contra del mandatario sudanés, acusado de crímenes de guerra en la región de Darfur, en el oeste de Sudán.
El presidente sudanés, Omar Hasan al-Bashir.

Al-Bashir, reelecto el pasado abril, con el 94,5 por ciento de los votos, había viajado a Johannesburgo para participar en una cumbre de la Unión Africana (UA).
La semana pasada el Gobierno sudafricano pidió a la CPI más tiempo para explicar por qué dejó que Al-Bashir abandonara el país, sin embargo, este fin de semana el partido gobernante decidió impulsar el retiro de la corte.
Ahora, concluye Bapela, le toca al Parlamento, donde el CNA posee una mayoría del 60 por ciento, debatir la salida de Sudáfrica de la CPI.│Geopolitical International Council over Middle East-International Affairs Council over Middle East │ Consejo de Asuntos Internacionales sobre Medio Oriente-Consejo Internacional Geopolitico sobre Medio Oriente المجلس الدولي الجيوسياسي حول الشرق الأوسط - ‎المجلس الشؤون الدولية الاوسط‎ حول الشرق - IPAME International Political Analysts Associaton over Middle East - Asociación de Analistas Políticos Internacionales sobre Medio Oriente │
Share on Google Plus

Middle East Council Editor

Geopolitical International Council over Middle East - International Affairs Council over Middle East-School of Government Middle East Council │ GLOBAL INTELLECTUAL PROPERTY REGISTRY/NUMBER:1 507154 639494 Safe Creative. ALL RIGHTS RESERVED.

Fashion